lunes, 13 de diciembre de 2010

Manifiesto

Encontraste una forma de desplazar la ausencia mediante las letras. Ésas que no nos dejan, que nos acompañan desde el momento en que nuestras líneas dejaron de ser paralelas para convertirse en perpendiculares. Las letras que han contado nuestras tristezas, amores fugaces, borracheras, conjuntando nuestra historia, nuestro elixir de vida. Hace frío y es de noche, nuestro arquetipo de conversación, siempre arrullados por un Manu Chao, un Salón Victoria, un Café Tacvba, unos sones jarochos. Estoy aquí, te doy la mano y el impulso para hoy y 364 días más ¡Sé valiente!

La cha-pa-rri-ta que te quiere a ti, mi gran amigo.


Para Rodolfo en su cumpleaños.

2 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

"letrea perpendiculares"
hoy soñé con lluvia perpendicular... curioso.

El GatoPardo dijo...

Ese Señor, bien se merece un Flor de Caña, la canción de los buenos borrachos y una buena charla.

Un abrazo...