jueves, 10 de marzo de 2011

Victoria.

-¿Qué? ¿Es todo?
-Sí, eso
-¿Puedes repetirlo?
-No, ya te lo he dicho, ¿Estás sorda?
-Mhhh...no lo esperaba, no estoy acostumbrada a esto.
-Bueno, ¿Sí o no?

Ahí. Ese primer contacto; que todos anhelamos, recordaremos al cerrar los ojos y pensar en lo que es el amor sincero.

Se separan
-Hey, menos lengua y más labios.

Los labios inexplorados unidos a ésos mal delineados. Ese beso cargado de sabor a tabaco, alcohol y labial.

Se separan
-Bueno, me largo
-No, espera
-No, niño, ya te di por lo que pagaste.
Da la vuelta.

Será la medida comparativa para las siguientes féminas. El reto a vencer.
Sin duda, todas las promesas de amor se irán con ella.

Ha nacido el amoroso, el insaciable, el que siempre -qué bueno- ha de estar solo.


Personajes:
Niño de 15 años.
Prostituta de amplio escote.

1 comentario:

R dijo...

¡Victoria!
Que bien que regresas al blog.

saludos