domingo, 12 de septiembre de 2010

Generación (ni tan) espontánea

Así se iba la historia...

Teniendo el no-orden como primera impresión, aceptando el caos sin saber que era él quien me aceptaba, acomodando, así poquito, todas las piezas del rompecabezas.

El tiempo se comportó como un amigo, multiplicando al triple los minutos esperanzados. Absortos en los bailes y los sueños. Llenos de palabras hiladas y pedazos de carne.

Dispuesta a exprimir los ojos como naranjas, desgranarme los dientes como elotes, arrancando las uñas tratando de juntar las estrellas en una cúpula.

Bitácora de 72 horas: la sonrisa imborrable; los besos inagotables.

Cerrando los ojos y con la lengua de fuera, esto es lo que hoy entiendo: "Sin saberlo, la escalera se iba formando de a ratos. Tres días que significan toda una vida"


2 comentarios:

R dijo...

tres días (que) significan toda una vida

marco dijo...

Ooo si je este lo leí primero en facebook que ver mi correo y se sentìa como algo personal muy bonito shikii graxx